Un revuelto de ideas, pensamientos, y de todo un poco. Producto de una mente absurda y un poco loca.

viernes, 19 de febrero de 2016

CANSADA

Efectivamente estoy cansada. Cansada de todo. Del mundo, de la sociedad, de casi todo lo que me rodea. Y esto se traduce en desidia, una desidia que hace que no me apetezca hacer nada, ni siquiera escribir en un blog diariamente, o al menos, mensualmente.

Escribir es algo que siempre me ha gustado, y se lo tengo que agradecer a Doña Pepita, mi maestra de 4º de E.G.B., que nos tuvo todo el curso copiando una pagina de cuaderno diario, 3 el fin de semana, y eso hizo que consiguieramos mejor letra, y por mi parte gusto por escribir. También contribuyó mucho el concurso de lectura del curso, ella tenía una pequeña biblioteca en clase, y apuntaba los libros que te leías, del que había que entregar resumen. Al final del curso la que más libros se hubiera leído, recibía un premio. Yo me quedé a un libro de ganar, y todo por una gripe que me hizo estar en cama una semana. Mi amiga Rafi ganó el ansiado premio, que no recuerdo qué fué.

Luego mi madre me apuntó en el instituto a mecanografía, y le cogí gusto a escribir a máquina, me quedé en 150 pulsaciones por minuto, pero ya es más de lo que muchos administrativos actualmente tienen. Entonces en cualquier oposición de administración te exigían al menos 125 pulsaciones, y sin faltas claro. Por eso yo practicaba con la máquina de mi padre, no eléctrica, hasta que me dolían los dedos.
Ya en Madrid me compré una eléctrica, que era una delicia, porque obviamente se ganaba en pulsaciones al tener que rozar solo la tecla, en vez de tener que pulsar con algo de fuerza. También borraba automáticamente, en vez de tener que poner el papelito blanco en la letra como antes.
Y de ahí me pasé al ordenador, una mezcla de máquina eléctrica, pero sin tener que comprar cartuchos de tinta ni de borrar.
Al principio no podía ni ver un ordenador, fué mi hermano el que primero tuvo uno, antiguo como el mundo, en el que solo existía el MX2. Yo tenía 16 años y él 14, y ya despuntó como el gran informático que ha llegado a ser. Pero en aquella época la que huía de la informática era yo.
Con el tiempo y el gran avance en informática, empecé a cogerle gusto y ya me enganché con internet. Todo un mundo ante mi, sin moverme de mi casa. Gente nueva a la que conocer, sin salir de mi casa, y eso para alguien al que le cuesta hacer amigos como a mí, era como ver una gran luz.

Ahora que ya he contado mi rollo, vuelvo al principio, a que estoy cansada, y ahora mismo todo es demasiado para mí, será por las circunstancias o porque no duermo suficiente, o por el invierno que me deprime.
Pero estoy Cansada.


sábado, 17 de enero de 2015

COMO CAMBIAN LOS ANUNCIOS

Ahora que me encuentro en un estado griposo, me he fijado en los anuncios que salen por televisión.

En Septiembre, los anuncios son todos de coleccionables, y a cada cual más raro. Desde libros de grandes escritores hasta dedales o abanicos, pasando por maquetas o vajillas infantiles.

En Octubre empezamos ya a ver lo bien que nos lo podríamos pasar en Halloween, entre disfraces, dulces y comidas para la fiesta.

Ya en Noviembre empezamos con los turrones, mazapanes, cavas y ya en Diciembre los juguetes de Reyes.

En Febrero nos marean con San Valentín, una fiesta que no es fiesta nada más que para los centros comerciales que se empeñan en que nos vamos a querer menos si no les compramos lo que venden.

Para Marzo y Abril, ya la moda primaveral y las dietas que nos preparen para el verano. Aparecen mil dietas de adelgazamiento, y un millon de clínicas que por una suma considerable te arreglan el cuerpo en un pispas. Como si los excesos de los meses anteriores se arreglaran en uno solo.

Y ya en Junio las agencias de viajes nos recuerdan las preciosidades que existen por el mundo, que podemos visitar por tierra, mar, o aire. Venga oferta de cruceros, lunas de miel y vacaciones de verano, dentro y fuera de España. Venga ponernos los dientes largos, porque todo lo que ofrecen no es nada barato, vaya.

Y ya llegamos al mes de Agosto, que todavía los niños siguen de vacaciones pero nos recuerdan lo pronto que empieza el cole y que en tal o cual sitio los materiales escolares y los uniformes estan ya disponibles. Que te echas a temblar solo de pensar lo que te vas a gastar, y no dejas de temblar hasta Octubre, casi.

Y direis que me he olvidado de Enero, no?? Pues no, porque como dije al principio estoy con gripe, y claro, es que con estos fríos es lo normal, que ataquen catarros,gripes y constipados. Por eso la televisión se llena de antigripales y jarabes, un bombardeo brutal, tanto que hoy en la farmacia no sabía por cual decidirme, El farmaceutico tampoco ayudaba mucho, aunque se que es un profesional de la salud, en el fondo le sale el vendedor que lleva dentro. Al final tomé la decisión basandome en los precios, porque el más barato no baja de 7 €, y todos tienen los mismos componentes, como me decía el profesional, que todos son lo mismo pero que me llevara el más caro(por  lo del vendedor que tiene dentro, jejeje)

Bueno, ya dejo de desbarrar, imagino que estas conclusiones que he sacado de mi mente es fruto de la fiebre y el mal cuerpo, así que a la cama a ver si se me pasa.

Saludos.


jueves, 20 de noviembre de 2014

Y YA EMPECÉ EL CURSO

Empezamos el curso, el de Atención Sociosanitaria en Instituciones o Atención Sanitaria en Instituciones Sociosanitarias , o algo así se llama. El titulo es largo y al final no lo decimos ninguna bien.

Está bastante bien, muy preparado para que se pueda trabajar en Residencias, y sobre todo para atender en condiciones a los usuarios de éstas, que es lo que importa al fin y al cabo.

Pero me han surgido los conflictos internos que siempre tengo cuando hago algún curso y veo como las/los compañeras/os son más jóvenes y están más preparados que yo.

Debido a mi complicada vida, no he tenido oportunidad de estudiar como y lo que yo quería. Unas veces por ignorancia otras por dejadez y las más por falta de economía y recursos.

Ahora con 44 años me encuentro con que necesito mucha más formación que la del simple título de auxiliar de enfermería para poder acceder a un trabajo. Sobre todo porque las nuevas generaciones vienen empujando con fuerza y su juventud y preparación dan mil vueltas a mi título.

Así que en las 3 semanas que llevo dando clases, ya he visto como mis compañeras tienen muchos cursos de diversas especialidades, que amplían el titulo que todas tenemos, además de mucha experiencia la mayoría.

Y me he venido abajo, claro. Me he empezado a plantear si me merece la pena seguir preparándome o tirar la toalla definitivamente. Necesito trabajar, obviamente, pero si hasta ahora lo que quería era formarme para trabajar en lo que me gusta, ahora ya ni me lo planteo. No tengo tiempo, porque los años se me han echado encima y ahora con la crisis, los menos contratados son los mayores de 40, y los mayores de 50 ya ni os cuento.
Me planteé el otro día cambiar la especialidad(el cuidado de ancianos y discapacitados donde vivo está lleno de intrusismo y no es necesario tener formación para que te llamen a cuidar a un familiar de forma particular), Estoy cansada de mandar currículum a los geriatricos y que me rechacen por las razones que sean. Siempre habrá auxiliares más jóvenes y más preparadas que yo.

Por eso decía, pensé en cambiar de rumbo, y estudiar otra especialidad que también me gusta, Informática. Además tengo posibilidad de cursarlo en mi pueblo, sin problema.
Sin problemas?? O sí?? Pues si, otra vez el tiempo. Sobre todo el que he perdido en mi vida.
Resulta que el módulo que imparten aquí es de Grado Superior, y aunque yo cursé hasta COU, resulta que los cambios de las leyes educativas han convertido mi BUP en un Graduado Eso, con lo que tengo que pasar por unas pruebas de acceso a grado superior, y por lo que he visto bastante duras. Eso supondría como mínimo un año. A eso se añaden los 2 y medio de Grado, y siempre que los pasara a la primera. En total casi 4 años.
Echando un cálculo por encima, me pondría en casi 50 años cuando pudiera tener en mis manos el título. Y claro, vuelta a empezar, tendría que seguir formándome hasta encontrar un trabajo.

Increíble, verdad??
Pues no se si es que soy yo, o es que la cruda realidad es esa, que veo que mi futuro es de lo más oscuro. De repente, he perdido toda la ilusión por hacer algo con mi vida que me llene.
 Y no es culpa de nadie, Todo ha sido responsabilidad mía, por ir dejando pasar los años sin luchar más.
Ahora es tarde, y tengo que hacerme a la idea de que tengo que aceptar lo que me venga, me guste o no.

En fin, que espero que algún joven mal estudiante me lea y se mentalice de que lo que no se hace de joven ya no se puede hacer de mayor.

Haced caso de los mayores, son muy sabios, y aunque de jóvenes somos unos inconscientes que nos creemos los más listos, al menos sordos no somos, escuchad y aprended.


miércoles, 24 de septiembre de 2014

RUTINA RUTINARIA

Y seguimos adelante con el Otoño. Con sus lluvias, sus nublados y tormentas, sus cortas horas de sol(y lo que nos queda, claro), los purés de verduras, las sopas, los guisos calentitos,(me repito, ¿no?).  los madrugones para el cole, y los deberes de después.

Y esto señores es lo peor del Otoño. Si, los deberes.

Tengo dos nenas, una en 3º de primaria, y la otra en 1º de secundaria.

Si ya de por si el cambio de E.G.B a primaria y secundaria me parece algo (...), se me hace más cuesta arriba teniendo en cuenta que soy de la E.G.B., y de B.U.P.
Los dos primeros años de primaria a los niños les dan los libros autocompletables, o sea que hacen los deberes escribiendo en ellos, con los huequitos para las respuestas y eso. Casi no usan libretas, con una chiquita les sobra, porque no hacen deberes fuera de los libros, y si acaso los profesores les ponen alguno para complementar las tareas. Tambien leen mucho y copian y hacen dictados. Y ya está.
En el 2º ciclo van trabajando algo más, todavía no les mandan muchos deberes a casa(aunque eso depende del profesor que les toque, claro), y ya usan material más sofisticado, como bolígrafos y libretas de cuadros en mates. Y hacen controles, cosa que no hacían en los dos cursos anteriores.
Y en el ciclo 3º, que son 5º y 6º,  ya trabajan a tope, deberes y estudiar muchísimo, preparandose para secundaria.
Ah, y lo principal, excepto los de 1º y 2º, los libros los da la Junta de Andalucía, a través del cole, y son de 2ª mano, sobre todo desde hace 2 años que llevan 7 sin cambiarlos por los recortes.

En tiempos de E.G.B., la cosa era muy distinta. Desde 1º, tenías un montón de libracos gordos que no podías escribir por si pasaban a tu hermano o primo, o los vendías para comprar los del curso nuevo. Esos libros olían a nuevo, Abrirlos era un lujazo si los estrenabas tú(como era mi caso, que soy la mayor de 4), Las puntas no estaban dobladas, las pastas crujían al abrirlas para forrarlos, y no había subrayado ni ejercicios marcados.
La técnica de estudio era parecida, los profesores explicaban, te mandaban deberes en clase y un montón para casa. Y sobre todo estudiar, y mucho. Y al día siguiente te preguntaban.

Ya en Secundaria la cosa cambia, como cambiaba para Bachillerato. Solo que ahora los niños van al instituto con 12 años y nosotros íbamos con 14.
Siguen prestando los libros, así que la magia de estrenarlos no existe.
En cuanto al ritmo de trabajo, parecido al nuestro, aunque a nosotros no nos controlaban las libretas para ver si estaban limpias o no. Casi todo era por apuntes, y los profesores se limitaban a explicar y mandar ejercicios, que luego corregíamos en clase. Todos los días había un montón de deberes y apuntes  que estudiar.
Mi hija, no trae tanto trabajo, les explican y mandan deberes, algunos les da tiempo a hacerlos en clase y eso que nos ahorramos su padre y yo(con la peque igual), apuntes pocos, las libretas se las revisan y los ejercicios se los corrigen los profesores uno a uno,(nosotros nos apañabamos solos, así pasaba que copiabas mal un ejercicio y al estudiar te volvías loco porque no te cuadraban las cuentas). Estan como más vigilados,  Les facilitan tanto las tareas que a no ser que sean nenes con las ideas muy claras y responsables, no saben desenvolverse ni con los folios. Y lo peor es que intentas aconsejarles dado que has pasado por el mismo trance, y no te escuchan, porque se sienten super mayores. No te aceptan ni los truquis que usabamos para escribir recto en folios en blanco, o para coger apuntes más rápido y limpios. O como ahorrarles a los papas unos euros comprando una carpeta con separadores y un paquete de folios para todas las asignaturas, en vez de una libreta para cada una(además de las caras, que son mejores), además de ahorrarse dolores de espalda por tener que llevar 6 libros con sus respectivas libretas todos los días.
Con eso mi hija ha tenido que dar marcha atrás(después del gasto, claro), porque al tercer día no podía con tanto peso, y eso que no llevaba libros todavía. Se dió cuenta tarde de que tenía que haber hecho caso a su madre, y comprar solo folios.
Lo siento por ella, pero se ha tenido que arreglar cortando las libretas y convirtiendo sus hojas en folios sueltos. Y lo siento por mí que es la que ha hecho el trabajo porque rompía más hojas de las que arreglaba.

Y acabo ya con el tema material  escolar.

Retomo lo que hablaba en un principio, los deberes.
Empezamos cuando recogemos la mesa de la comida, y no sé como acabamos poco antes de la cena, que suele retrasarse hasta que acaban. Y da igual si traen pocos o muchos. Si son muchos tardamos lo que tardamos. Pero si son pocos se alargan porque en mi casa hay muchas musarañas con que entretenerse. Y ya si hay que estudiar puedes desesperarte.
Pero lo mejor es que necesitan que les ayuden y menos mal que su padre y yo todavía abarcamos lo que estudian, no sé cómo se las van a apañar como estudien algo universitario, porque los deberes los hacemos nosotros. Y como te confundas en algo se enfadan porque lo llevan mal hecho.
Y yo que creí que no iba a tener que ver unos deberes más en la vida.

En fin, rutina hasta Junio, que acabe el curso.


martes, 23 de septiembre de 2014

OTOÑO, FUERA CALOR, DENTRO FRÍO, LLUVIA.....

Hoy no ha llovido, aunque ayer si que estuvo todo el día lluvioso, y eso me entristece.

Sin embargo, contra todo pronóstico, hoy no ha hecho frío, incluso cuando ha salido el sol he tenido calor.
Claro que yo en cuanto me muevo un poco ya tengo calor, cuesta mucho mover toda la masa que representa mi cuerpo.

Y es que hoy he ido al huerto, después de más de un mes que no iba.

Pero tenía que ver como va todo, mi marido ha plantado coles, coliflores y lechugas, y ya estamos planteando las zanahorias, habas, cebollas, y ajos.

También sembraré acelgas, que viene muy bien y aguantan el invierno.

He hecho recogida de berengenas, blancas y negras, de pimientos rojos, que ya he asado.
También he traído calabacines, acelgas, y granadas.

Granadas he traído una bolsa llena, pero de las grandes. Lo que no se que voy a hacer con ellas porque aparte de con azúcar y zumo, no se qué otra utilidad darle.

Voy a mirar por la red y a ver qué me sale.

Saludos

miércoles, 17 de septiembre de 2014

AHORA SI QUE SE ACABÓ EL VERANO

Estoy muy triste, el verano ya se nos fué.

Ya por mucho que salga el sol serán rayitos tristones, que calentaran sin alegría. Vuelven las mangas largas, los pantalones largos, jerseis, chaquetones, abrigos... Y como no, los dichosos paraguas(ya, ya, la lluvia es necesaria, pero, ¿no podría llover de noche sólo?).

Mira que me caen mal los paraguas. Casi tanto como los políticos. Estorban cuando no hacen falta, pero no puedes dejarlos en casa por si llueve. Y fijo que llueve si te los olvidas. Que lo más normal es que los olvides en cualquier sitio. Ya pueden ser grandes, que los dejas colgados de una silla mientras acabas lo que estés haciendo(banco, café, o la oficina de desempleo), y cuando ya has terminado te olvidas que lo llevas. Y luego no te acuerdas de él, hasta que caen las primeras gotas, que no sé porqué siempre caen cuando estás lejos de donde te dejas el paraguas. Y a volver por él, claro. Mojándote, por supuesto. Y si hay suerte te lo han guardado. Si no, tienes que salir corriendo al chino más próximo a por uno de esos que caben en el bolso y que son muy muy endebles.
Tanto que al primer golpe de aire pasa de ser un paraguas a un embudo. Algunas veces lo puedes volver a su ser, pero si el aire viene con mala uva, seguro que se ha roto una varilla y ya lo puedes tirar al contenedor (no se a cual, por cierto, ¿amarillo o verde?), Además que los contenedores están siempre bastante cerca del chino,¿por qué será?

En fin, que me da coraje que se acabe el verano, que me encanta aunque sude como un cerdo(se dice así, ¿no?, nunca he visto a un cerdo sudar si no es en dibujos animados), aunque se me hinchen los tobillos(las piernas en general), porque el verano es alegría.

Es la estación más alegre del año, las nenas están de vacaciones, todo el día en casa. Vale que se pasan casi todo el día peleándose, por tonterías porque son pequeñas, pero discutiendo como locas. Pero eso es sólo a ratos, los otros ratos están en el patio bañandose en la piscina. Es pequeña y de plástico pero se lo pasan pipa. Y poniendose negras como tizones.

 En verano parece que los problemas son menos problemas. Es como si la luz los empequeñecieran. Será que hay más horas de día y por tanto más posibilidades de salir y hablar y enterarte de cosillas. La gente es más elocuente, se para, te preguntan, te cuentan, hay más turistas(no es que seamos un referente turístico pero la crisis se ha notado, este verano había muchas más personas en el pueblo, se ve que es más barato veranear en casa de los abuelos que en un hotel de 3 estrellas).

También está la ventaja de la ropa, al ser más ligerita los armarios están menos llenos, (por mucha ropa de verano que tengas, no abultan lo que 5 jerseys, 2 chaquetones, 3 chaquetas, y varios pantalones)
Es verdad que el verano es más exibicionista, es como un gran desfile de modelos, sólo que de todas las tallas. Hay para todos los gustos, gordos, flacos, con tabletas en los abdominales, con varias tabletas en la barriga(de chocolate, obviamente)...

En verano hasta la cerveza está más buena, te la tomas de dos tragos por muy fría que esté, el sabor es distinto, te calma la sed, y si es en compañía, está más buena todavía, ya que el verano es propicio para estos encuentros cervezas/amigos. Y en la terracita del bar, ¿eh?, que entonces la cerveza sabe el triple de buena.

Podría hablar de más cosas buenas del verano: los helados, los paseos de noche, las reuniones al fresco sentados en la acera de casa, la playa(el que pueda ir, claro), la sandía, el melón, los melocotones, los tomates de huerta, el gazpacho, el salmorejo con tortilla de patatas....

No, no me gusta el invierno, me he autoconvencido. Quiero que me toque la lotería para irme a un país con verano todo el año(existe, ¿no?). No quiero paraguas, ni abrigos, no quiero que den las 6 de la tarde y sea de noche, no quiero cruzarme con la gente y solo poder saludar con la cabeza porque tenemos la boca tapada con la bufanda y hace tanto frío que no puedes pararte ni 5 minutos. No me gusta la sopa de fideos, ni el brasero que me quema las piernas pero del que no me puedo apartar porque estoy aterida de frío.


Ha quedado claro, ¿no?, NO me gusta el invierno, SI me gusta el verano.


 Saludos





viernes, 5 de septiembre de 2014

Y PARA DESINTOXICAROS DEL TOCHO DE ANTES.....

Os voy a poner unas fotitos de mis manualidades: fofuchas, pulseras, todo lo que veo intento repetirlo.

Espero que os gusten.